Buscar
  • Adriana Hidalgo

MURO DE BERLÍN: TODO LO QUE DEBERÍAS SABER EN 3 MINUTOS


La historia del muro empieza en los años 20, con la superinflación y la gran depresión. Alemania, que no existía con ese nombre todavía, era un país muy pobre. Les cuento el cuento rápido: Hitler se presenta como el salvador, se convierte en dictador Fascista y empieza la segunda guerra mundial (que es otra historia) pero al terminar los 4 países que ayudaron a la derrota de Hitler y el fin de la guerra, deciden tomar el control del área para asegurarse que no se vuelvan a matar entre ellos ni que hagan otro desastre.


LA DIVISIÓN


Dividen al país en dos porque evidentemente uno de los aliados no compartía las creencias con los otros tres. Entonces, se crea Alemania Occidental, bajo el mando de Estados Unidos, Inglaterra y Francia; y la Alemania Oriental, a cargo de la Unión Soviética. No conformes con eso, deciden dividir a Berlín, la capital, exactamente igual.



EL EXILIO


Lo que lleva a la construcción del muro en Berlín es que nadie quería vivir en el lado Oriental, la fluctuación de personas hacia el otro lado, donde el sol brillaba y todos vivían libres, felices y comían perdices, era masiva y necesitaban buscar una forma de impedirlo. Se calcula que desde la división de las Alemanias salieron más de 3 millones de alemanes, entre ellos casi todos los ingenieros, médicos y profesionales jóvenes en busca de oportunidades en el occidente.



LA CONSTRUCCIÓN


La noche del 13 de agosto de 1961, a la 1:00am, salen militares y empiezan a literalmente dividir la ciudad. Las personas se despertaron como todos los días, con la diferencia que muchos no pudieron llegar a sus trabajos, otros tenían su auto del otro lado, otros tenían solamente a la mitad de su familia con ellos. Se construyeron 155 km de muro y 302 torres de vigilancia. Esa noche se cortaron 12 líneas de buses y 193 calles. Empieza la guerra fría.



Miles de familias y amigos divididos por un pedazo de concreto, lo que termina en otro drama: los que querían escapar. Se calcula que en los 5 primeros años murieron alrededor de 136 personas en Berlín (después no murió nadie porque tenían mucho miedo hasta de intentar).


EL LADO BUENO


¿Se podía cruzar? Sí, del lado Occidental al Oriental, porque nadie quería vivir ahí. Necesitabas un pasaporte y tenías permiso por menos de un día para visitar familiares (y llevarles comida). Había varios puntos de control (migración donde sellaban el pasaporte), el más famoso Check Point Charlie (Charlie no fue nadie, era el cruce C, y fue importante porque era en el que se juntaban Usa y los Soviéticos, y por eso sale en muchas películas).



¿CÓMO ERA EL MURO?

El muro no es tan alto, digo yo, chiquita y no muy deportista, que creo firmemente que con un poco de esfuerzo si sería capaz de cruzarlo. Obvio, lo difícil no era cruzar el muro, lo difícil era cruzar “LA FRANJA DE LA MUERTE”, que era un espacio de 30 metros de arena con muchas trampas: alambre de púas, clavos, perros y escorpiones. Cómo si eso no bastara, también francotiradores, así que no había como acercarse al muro. Llegar al muro era tecnicamente imposible porque más de 11000 soldados lo resguardaban, pero si habías sobrevivido a todo eso, nunca hubieras sido capaz de cruzar el muro porque en en filo superior pusieron una especie de llanta gigante para que se sostenerse sea imposible. Del lado Occidental, los niños podían jugar Racket con el muro porque nadie estaba pendiente de que se hacia o se dejaba de hacer en la frontera.



SOLUCIONES


Lo lindo: Las historias de escape. No me puedo imaginar bajo que circunstancia podría convertir mi bicicleta en un mini submarino para cruzar los 25km de mar que me separaban de Dinamarca. Entre mis favoritas están las dos familias que sin conocimientos de ingeniería, construyeron un globo aerostático con sábanas para escapar, los túneles de la panadería, los disfraces y los escondites en pequeños autos. Escaparon 5075 personas (más de 1000 fueron guardias del lado soviético que custodiaban el muro).



LA CAÍDA

Un día como hoy hace 29 años, 28 años, 27 días y 2 meses después de su construcción, finalmente cae el muro de Berlín. Hoy los pocos pedazos que quedaron en pie del muro están ahí para recordar el daño que puede hacer el fanatismo ideológico. (La parte más grande que quedó es ahora la Galería de arte al aire libre más extensa del mundo)

Berlín luce hoy como una ciudad moderna y brillante, lo que en Europa solamente puede significar que es una ciudad que sufrió mucho.


Yo me paré frente al muro y entendí lo importante de tener esta prueba palpable de lo que sucedió, porque suena irreal que un día un grupo de políticos, totalmente ajenos al territorio, decidió quién vivía cómo y dónde, pensando que un país son solamente kilómetros.


444 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo