Buscar
  • Adriana Hidalgo

EDIMBURGO - LOS PRIMEROS ASESINOS SERIALES

Me preguntan mucho por que regreso tanto a Edimburgo cuando hay tantas ciudades en el mundo, esta es la razón: Las Historias. Esta ciudad es mágica, llena de personajes e inventos que cambiaron el mundo. Les cuento una de tantas:


Era 1828 y la demanda de cadáveres del Mejor Centro del centro de estudios Anatómicos de Edimburgo (El Harvard de la época) era tal que los cuerpos de presos, vagabundos y suicidas no era suficiente por lo que la gente de la ciudad empezó un nuevo negocio: el robo de cadáveres.


Burke and Hare eran vecinos. Hare y su esposa, Margaret eran dueños de una pequeña pensión. Burke, un irlandés que trabajaba en construcción y que además era conocido por su amor a la vida nocturna de la ciudad.


En 1827, Old Donald, uno de los huéspedes de Hare, fallece de causas naturales. El problema es que, por la cantidad de tiempo que estuvo en la pensión, dejo una deuda de 4 libras a una pareja que estaban a punto de perder su negocio. Frustrado en el bar, Hare le comenta a Burke y el tiene una idea.. si, esa misma



Entierran un ataúd vacío y el cuerpo lo venden al profesor Knox por 7.10 libras (un montón de plata) suficiente para cubrir la deuda y algo más. Unas semanas después otro de los huéspedes enferma y Hare nuevamente endeudado decide acelerar el proceso y ahogarlo mientras duerme para poder volver a venderlo al profesor. El costo de los cuerpos dependía de su estado, así que Burke desarrolla una técnica aun conocida en el medio como Burking, en la que los cuerpos no tenían ninguna cicatriz o signos de haber sido asesinados.


Entre 1827 y 1828 Burke y Hare esperaban fueran de la estación de tren para invitar a su posada a viajeros solitarios. Iban a bares, cabarets y fiestas e invitaban a sus futuras victimas a la casa a seguir la fiesta. Obvio, la fiesta seguía en el cielo para sus invitados. En solamente un año mataron a 16 personas entre los dos (se cree que cada uno tuvo otras víctimas por su lado que nunca sabremos)


EL DESCUBRIMIENTO


Una noche Burke invita a una pareja a la posada. Hare, había invitado a una chica, Marjory. El problema es que solo tenían un cuarto libre, así que deciden pedir a la pareja que duerma en la casa de Hare, para poder asesinar a Marjory. No contaban con algo, la pareja ya había entrado a la habitación y dejaron varias pertenencias ahí


Al día siguiente la pareja regresan a la posada a intentar recogerlas pero no se les permite entrar. Como todo fue tan sospechoso, la mujer fuerza la entrada y descubre bajo la cama el cuerpo de la Marjory. Burke, Hare y Margaret intentan sobornarla pero entre los tres pudieron reunir menos de 1 libra (16*10 = 160). Habían malgastado toda la fortuna.


EL CASTIGO



La policía llego y aunque habían desaparecido el cuerpo para este entonces, igual se los llevaron. En este punto muchos estudiantes ya sospechaban de ellos porque reconocieron los cuerpos de varias prostitutas con lo que habían visto a Burke o Hare salir del bar la noche anterior. A pesar de tener tantos testigos las pruebas no eran suficientes para apresarlos, así que recurrieron a uno de los juegos mas sucios.


Ofrecieron a los dos una oferta de inmunidad pero fue Hare el que declaró todo y envió a Burke a la horca. Hare y Margaret se escaparon y nunca se supo de ellos, pero el castigo de Hare fue ejermplar:


El 29 de enero de 1829 Burke fue ahorcado ante 25 mil personas. El cuerpo fue disecado en publico en la Universidad de Edimburgo. Su esqueleto todavía se encuentra ahí. Al igual que el libro forrado con la piel de su espalda. Y con la piel de la mano forraron una billetera, que hoy se encuentra en Exhibición en una de las tiendas de Victoria Strret (aka Diagon Alley)



Todo lo que se hace se paga.

11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo